Cambios en la lectura y facturación del recibo de la luz

El pasado lunes 14 de enero de 2013, se hacia público en el B.O.E. (Boletín oficial del Estado) el nuevo real decreto 1718/2012 en el cual se insta a las compañías suministradoras de electricidad a volver al recibo de la luz bimensual. Esta nueva ley afectara a todos los contratos de baja tensión, y por primera vez se amplia el margen de los 10kW a los 15kW. Es decir, todos los contratos por debajo de este nuevo margen se verán afectados por el nuevo cambio efectuado en la norma.

Esta nueva norma esta destinada exclusivamente a las medidas y facturación de la energía eléctrica, y afecta a los usuarios acogidos a las tarifas de último recurso (TUR). Con la nueva ley se dejan de lado las estimaciones que tantos quebraderos de cabeza han traído a los consumidores. Y las cambia por medidas reales en los contadores cada dos meses. Aunque hace una apreciación, si nuestro contador incorpora  algún sistema de telemedida y telegestión, puede realizarse la lectura mensualmente. Dejando la empresa suministradora la opción al cliente de que tipo de periodicidad quiere para sus facturas.

Torre Recibo de la Luz

Hace otra pequeña apreciación sobre la imposibilidad de medir en contadores de acceso restringido por parte del usuario final. Si se diese el caso, el técnico encargado de la lectura de dicho contador deberá dejar por escrito un aviso indicando el problema y dejando un teléfono de contacto y una dirección web. Para que el usuario final pueda facilitar los horarios para facilitar las lectura de los equipos de medida instalados en su propiedad. Si existe el caso en que en el periodo de dos meses desde el aviso que no se ha podido  llevar a cabo la lectura, la compañía suministradora podrá llevar a cabo la facturación mediante la estimación del consumo eléctrico.

A nivel bancario, la nueva norma nos indica que no se  podrá pasar el cobro a nuestra cuenta hasta siete días naturales después de la remisión de la factura de la luz. Sin duda, es de vital importancia para el consumidor final el conocer esta ley que sustituye a la anterior de 2008, y que realiza cambios significativos en nuestros recibos de la luz.

Entiende tu recibo de la luz

Las continuas subidas de precio que hemos experimentado en los años anteriores, nos han descolocado totalmente del coste real que tiene la electricidad en nuestros hogares y empresas. Por esa razón vamos a explicar con ayuda de nuestro recibo de la luz los pequeños detalles que en ellas figuran y entre todos podremos saber que tarifa se adapta a nosotros o que compañía eléctrica nos sale mas rentable como suministradora de servicios. Pero esta tarea es un largo camino que empezamos a recorrer ahora mismo.

En primer lugar seria conveniente tener nuestra factura eléctrica delante de  nosotros  para que nos sea mucho más fácil buscar los datos que podemos contabilizar. Bien, pues si ya tenemos nuestro recibo, podemos continuar. Empezaremos por algo obvio, pero necesario, el periodo de facturación.

Recibo de la Luz

Aunque ya son menos frecuentes hasta hace poco tiempo los cobros se realizaban trimestral, bimensual o mensual que es como ahora la mayoría de la compañías lo ofrecen ahora mismo. En este periodo de facturación debemos tener claro un factor importante, la época del año. Como es normal no se gasta lo mismo en invierno, que en primavera, verano u otoño. Ya que las estaciones meteorológicas traen consigo un incremento o decremento de electricidad causado por radiadores, braseros, estufas en invierno. O aires acondicionados y ventiladores en verano. Por lo tanto seria bueno no realizar únicamente las cuentas con un solo mes, si no por lo menos con otro de otra fecha diferente. En resumen este parámetro es para orientarnos un poco y saber que una factura cuyo precio es muy elevado no tiene porque estar mal. Continuemos con lo que realmente nos interesa.

Facturación Eléctrica

Dividiremos esta apartado en dos grandes bloques. El primero será “Energía” y el segundo será “Servicios”

  • Energía
    Aquí encontraremos lo que realmente consumimos y la potencia que tenemos contratada. Hay que decir que la potencia contratada es lo que más puede encarecer nuestra factura, pues es un factor que debemos valorar nosotros mismos o lo valoró algún electricista que hiciera la instalación y puede estar errado.
    Potencia Contratada: Debemos establecer cuanta potencia realmente necesitamos, para ello debemos hacer un calculo aproximado sumando todos los aparatos de la casa que pueden llegar a funcionar a la vez. Y recalco “a la vez” porque nosotros podemos tener trabajando simultáneamente una nevera y una lavadora. Pero salvo desordenes mentales, no tendremos funcionando la calefacción y el aire acondicionado  esto es solo un ejemplo. Además también es conveniente programar los equipos para que trabajen para cuando el resto descansa, por ejemplo los radiadores por las noches. Debemos tener en cuenta también el consumo de las bombillas, las antiguas y obsoletas bombillas de filamento de algodón consumían unos 60 Watios ahora las bombillas led dependiendo de su potencia pueden estar entre 7 y 20 W. Haremos una suma de Watios aproximada y obtendremos un resultado bastante grande del orden de 4 ó 5 cifras incluso puede que 6 esto dependerá de la cantidad de aparatos, la amplitud del local o el uso que le vamos a dar. Esta cifra la obtendremos en Watios y deberemos pasarla a Kw (KiloWatios) para ello únicamente hay que dividir entre 1000.Por ejemplo, si la cifra nos sale del orden de 89500 Watios.
    Watios / 1000 = Kw
    6928/1000= 6,928 Kw

    Esta cifra es la que deberemos multiplicar por el precio que nos ofrece nuestra compañía por ejemplo Iberdrola según su pagina web para potencias menores de 10 Kw lo ofrece a 21,893189 €/Kw Año. Por lo tanto deberemos sacar la media del precio del Kw por dia. Para eso cogemos la cantidad que nos ofrece la compañia y la dividimos entre el numero de dias del año.

    Kw € Año  /365= Kw € Día
    21,893189 / 365= 0.059981 € por Kw contratado día.

    Esta cifra es la que debemos multiplicar por nuestro consumo contratado y por el periodo de facturación. y obtener así el precio de nuestra corriente contratada.

    A continuación la otra cifra es la de energía consumida. En esta ocasión deberemos creer que la que nos indica la factura es correcta. Pero si tenemos acceso al contador podemos leer los números al comienzo del mes y al finalizar. Hacer la resta y obtendremos los Kwatios/hora consumidos. Una vez que poseemos los Kwatios/hora consumidos únicamente debemos de multiplicarlo por el precio de nuestra compañía eléctrica.

    Ahora haga la suma del precio de la potencia contratada y del precio de la energía consumida.¿Caro? Si la cifra ya le parece alta espere que aun queda más.  Ya que en España tenemos un impuesto sobre electricidad del 4,864% del total. Por lo tanto multiplique su total por 1,04864 La cifra que obtenga sera el total del apartado energía de su factura. Pero continúe que aun queda más.

  • Servicios

    En esta sección están los servicios que le aplican sus compañías los básicos son el alquiler de equipos de medida (contadores). Pero aquí las eléctricas aprovechan para endosarle productos como servicios de urgencias, seguros, revisiones… Las cuales no son obligatorias según la normativa vigente.

Por último y no menos importante debemos aplicarle el I.V.A. que en España en estos momentos es del 21% del total. Y el I.V.A. del ajuste de peajes de acceso. Para añadir el IVA solo debemos multiplicar por 1,21 con nuestras calculadoras y listo. Ya tenemos la cifra total de nuestra factura de la luz.