Como comprobar si nos roban la electricidad

Desgraciadamente en la época de crisis crecen este tipo de “piratas” o ladrones que mediante un enganche ilegal en nuestro sistema eléctrico nos pasan el coste de su consumo a nosotros. Realmente no es tan sencillo de realizar el proceso para conectar una segunda vivienda al mismo contador. Pero las tretas y los engaños han cogido últimamente un toque de originalidad, con el único fin de ahorrase de pagar el recibo de la luz.

Este tipo de enganches ilegales es más propicio a darse en áreas rurales o urbanizacione. Pues los contadores están normalmente alejados de la vivienda y en el momento del delito hay menos riesgos para que sean descubiertos. Pero esto no exime que en una comunidad de vecinos de un gran edificio, no realicen una toma ilegal.

Robo de electricidad Recibo de la luz

Para saber con seguridad que no estamos siendo engañados por alguien ajeno a la compañía suministradora, debemos de cerciorarnos de que existe un enganche ilegal de luz hacia nuestro contador. Si vivimos en un edificio con cuarto de contadores necesitaremos acceso al mismo. Si no lo tenemos, deberemos pedir la llave al presidente o al encargado de guardar dichas llaves. Pero debemos de tener cuidado en exponer cuales son nuestras intenciones, pues puede ser que el mismo que custodia el cuarto de contadores sea el mismo que nos roba la luz. Una vez dentro debemos asegurarnos cual es nuestro contador, normalmente vienen etiquetados los pisos para distinguirlos o un número de serie asociado a nuestro recibo de la luz.

Una vez realizado dicho reconocimiento apuntaremos la lectura del contador, es decir los números que si todo funciona correctamente en ese momento deberían moverse. Una vez apuntados, rápidamente accedemos a nuestra casa y bajamos el interruptor (automático) general de entrada. Y esperamos sobre una hora más o menos. Es recomendable no abrir la nevera ni el congelador para no sufrir ningún percance por la falta de electricidad, así como por ejemplo hacerlo aprovechando la luz del día para no necesitar de otras fuente luminosidad.

Una vez pasada esa hora, accedemos de nuevo a nuestro cuarto de contadores y tomamos una nueva lectura. Una vez en posesión de las dos lecturas las comparamos y deben de ser iguales aunque es posible que el ultimo numero halla avanzado un poco. Si son iguales, no hay de que preocuparse, pero si existe un desfase entre ellas y además vemos que el contador sigue subiendo, se puede asegurar que existe un enganche ilegal de luz eléctrica realizado en perjuicio de nosotros. Si te ocurre esto puedes denunciar el hecho a la guardia civil y a tu empresa suministradora para que sigan la instalación y encuentren al culpable de tus problemas. Dicho delito esta penado por ley, por lo tanto estamos hablando de un tema serio.

También cabe decir en este articulo, que la mayoría de los que optan por robar electricidad, lo hacen en la linea general de corriente tomando como perjudicado a la propia compañía distribuidora o al ayuntamiento del municipio donde resida.  Además una nueva gamma de contadores se está instalando en nuevas zonas residenciales que permite controlar cualquier fuga de corriente no autorizada y por lo tanto de atrapara al que infringe la norma.