Como reclamar un recibo de la luz

Con la inclusión de las comercializadoras dentro del mercado eléctrico nacional, se han disparado el número de reclamaciones interpuestas por los consumidores a causa de fallos en la facturación de sus recibos de la luz. Todo esto unido a la gran cantidad de cambios efectuados sobre la legislación vigente que lo regula, y una desinformación total para el consumidor, produce un gran número de resquicios, donde las eléctricas se agarran para intentar sacar algo más de tajada. A continuación dejaremos claros unos conceptos, y daremos las pautas para establecer una reclamación formal hacia nuestro suministrador y comercializador de electricidad.

Reclamación-recibo-de-la-luz

En primer lugar deberemos saber que tipo de tarifa tenemos contratada, es decir si tenemos la tarifas de ultimo recurso(TUR) o por el contrario tenemos una tárifa de mercado libre(ML). Dependiendo de nuestra elección podremos optar por unos servicios o por el contrario quedarnos como estamos. Además deberemos prestar atención a lo aprobado el 14 de enero de este año 2013 en referencia a este tema.

  • Tarifas de Ultimo Recurso: El recibo de la luz será bimensual. O por el contrario puede realizarse de manera mensual, pero en este caso la compañía no tiene el deber de hacer una medida real y nos facilitará una estimación de la electricidad consumida. Y actualmente se pueden acoger a esta tarifa consumos de inferores a 15kW.
  • Tarifas del Mercado Libre:  Este tipo de tarifas no está tan regulado por el estado, y normalmente la factura es bimensual. Pero en nuevos contratos las compañías están obligando a los clientes a acogerse a los recibos mensuales acompañándolo de algún incentivo temporal, con el único fin de captar el dinero lo antes posible.

Una vez que tienes claro el tipo de facturación al que te acoges, debemos buscar en nuestro las lecturas reales y estimadas. Desechamos las mediciones estimadas y hacemos la diferencia de de las lecturas reales, con eso sabremos el consumo en Kwh de nuestro contador. Multiplicamos por el precio que tiene la unidad y nos tiene que dar el precio del consumo total. A este luego debemos de sumarle, la potencia contratada, alquiler de contador y servicios, y por supuesto los impuestos.

Pero el caso que nos atañe es la presentación formal de una reclamación hacia nuestra compañía eléctrica o comercializadora. En primer lugar deberemos estudiar y asegurarnos que se esta produciendo algún error por parte suya. Una vez expuesto y comprendido, procederemos a dar el primer paso:

  1. Reclamación a la comercializadora: Para ello es necesario realizarlo de manera escrita y mediante algún sistema con acuse de recibo. Para ello podemos optar por la carta certificada, telegrama,  burofax o requerimiento notarial.  Y en ella deben figurar todos los datos personales del contratante de la luz, como de la empresa a que va dirigido. Además de incluri los productos contratados y el resumen escrito donde se explique el incumplimiento por parte de la compañía. todos los documentos deben estar firmados y tener siempre la fecha en que se han realizado.
  2. Arbitraje de la OCU: Lo ideal una vez realizado el paso anterior, es pedir a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que realice un arbitraje de la reclamación, que será gratuito siempre y cuando el importe reclamado no exceda de los 900 €uros.
  3. Vía Judicial: Finalmente deberemos obtener una contestación tanto afirmativa como negativa. Y si no la conceden deberemos recopilar toda la información realizada en los pasos anteriores y realizar una demanda judicial. En este caso los costes de abogados y tasas corren de nuestra cuenta. Pero la no obtención de respuesta nos da muchas más posibilidades para ganar el juicio.
  4. Otros Organismos: Por otro lado existen un gran numero de organizaciones que pueden ayudarnos a resolver dudas, como por ejemplo la Comisión Nacional de Energía o el órgano competente en dicha materia de nuestra comunidad autónoma.

Sin duda los pasos no son fáciles y requieren de desplazamiento físico, por lo tanto deberemos tener en cuenta cual es la cantidad que creemos nos han quitado y valorar si es rentable realizar la reclamación, o hasta que punto queremos llegar con ella. Desde aquí instamos a que muchas veces se pueden resolver los problemas llamando al numero de atención al cliente de nuestra empresa suministradora de electricidad. Pero que debemos tener en cuenta que en ocasiones estos números llevan el prefijo 902, por lo que hay que tener cuidado ya que la llamada no es gratuita.

Reclamaciones recibo de la luz

Es sabido por todos los usuarios finales que la actual factura que recibimos de nuestro consumo eléctrico particular, es difícil de entender. Pero resulta que últimamente,  coincidiendo con la liberación del sector, el número de mal entendidos se ha disparado y por con siguiente el número de reclamaciones puestas hacia las distribuidoras y comercializadoras de suministro eléctrico.  Durante el pasado año (2012) la oficina de la organización de consumidores y usuarios (OCU) ha recibido más de diez mil reclamaciones referentes a problemas con el recibo de la luz.

Reclamación recibo de la Luz

El principal problema viene dado porque tras la liberación del sector energético  los consumidores tienen que litigar con dos compañías diferentes. Una de ellas la distribuidora y la otra la comercializadora. Al intentar buscar soluciones los usuarios intentan comunicarse con las dos compañías  pero estas se acusan unas a otras y dejan al usuario indefenso. Otro de los problemas que más influyen a la hora de presentar una reclamación por el recibo de la luz, son las llamadas estimaciones de consumo. Donde la gran mayoría de las compañías realizan una estimación bastante elevada del consumo.

Desde la OCU se pide que las compañías adopten de forma preferente los contadores eléctricos con telemetría, que permiten la lectura, sin necesidad de desplazar a un técnico. Además se recomienda hacer una queja por escrito ante nuestra compañía suministradora. y si no recibimos contestación acudir a las oficinas de consumo para solicitar su arbitraje. Además recuerda que para cantidades inferiores a 2000€ no es necesario la presencia de abogados ni procuradores en el proceso.

Sin duda el recibo de la luz esta trayendo muchos quebraderos de cabeza a los consumidores. Y aunque el numero de quejas asciende a 11.025,  hay que recordar que muchos usuarios no se quejan por desconocimiento o por el contrario para evitar verse envuelto en un proceso largo y tedioso con una empresa eléctrica. Desde esta página intentaremos establecer una serie de pautas que nos guíen para no ser estafados y poder ahorrar en nuestro recibo de la luz.

¿Sabías que? Más de la mitad del recibo de la luz son solo impuestos

Pues sí en una factura normal del 100% del precio de su recibo el 53% están destinados al pago de impuestos y otros recargos establecidos por la normativa en vigor, ajenos al suministro electrico. El 47% restante están destinados al pago de la producción y suministro de la energía así como a la retribución de las redes eléctricas.

Impuestos-Recibo

Es curioso que el estado se lleve en impuestos más de la mitad de toda la electricidad que consumimos los españoles, no bastándoles solo con el I.V.A. añaden otros conceptos como el impuesto sobre la electricidad o el ajuste de peajes de acceso. Siempre es bueno conocer el recibo de la luz a fondo y este es un aspecto fundamental para comprender su evolución. Ya que durante el año pasado subió el coste de la electricidad, sin tener que ver nada en ello las compañías eléctricas. Puesto que, por ejemplo, la subida del tipo impositivo del I.V.A. del 18 al 21% hace encarecer la factura más de un 3%del total. En España se requiere que se revise el modelo energético actual, ya que dependemos en gran medida de países extranjeros que nos venden sus excesos de electricidad o combustibles, sin que nosotros podamos hacer nada para evitarlo.