Cambios en la lectura y facturación del recibo de la luz

El pasado lunes 14 de enero de 2013, se hacia público en el B.O.E. (Boletín oficial del Estado) el nuevo real decreto 1718/2012 en el cual se insta a las compañías suministradoras de electricidad a volver al recibo de la luz bimensual. Esta nueva ley afectara a todos los contratos de baja tensión, y por primera vez se amplia el margen de los 10kW a los 15kW. Es decir, todos los contratos por debajo de este nuevo margen se verán afectados por el nuevo cambio efectuado en la norma.

Esta nueva norma esta destinada exclusivamente a las medidas y facturación de la energía eléctrica, y afecta a los usuarios acogidos a las tarifas de último recurso (TUR). Con la nueva ley se dejan de lado las estimaciones que tantos quebraderos de cabeza han traído a los consumidores. Y las cambia por medidas reales en los contadores cada dos meses. Aunque hace una apreciación, si nuestro contador incorpora  algún sistema de telemedida y telegestión, puede realizarse la lectura mensualmente. Dejando la empresa suministradora la opción al cliente de que tipo de periodicidad quiere para sus facturas.

www.recibodelaluz.com

Hace otra pequeña apreciación sobre la imposibilidad de medir en contadores de acceso restringido por parte del usuario final. Si se diese el caso, el técnico encargado de la lectura de dicho contador deberá dejar por escrito un aviso indicando el problema y dejando un teléfono de contacto y una dirección web. Para que el usuario final pueda facilitar los horarios para facilitar las lectura de los equipos de medida instalados en su propiedad. Si existe el caso en que en el periodo de dos meses desde el aviso que no se ha podido  llevar a cabo la lectura, la compañía suministradora podrá llevar a cabo la facturación mediante la estimación del consumo eléctrico.

A nivel bancario, la nueva norma nos indica que no se  podrá pasar el cobro a nuestra cuenta hasta siete días naturales después de la remisión de la factura de la luz. Sin duda, es de vital importancia para el consumidor final el conocer esta ley que sustituye a la anterior de 2008, y que realiza cambios significativos en nuestros recibos de la luz.